¿Por Qué Crear Un Huerto Urbano?

12 May

Nuestro estilo de vida ha provocado que día a día vayamos perdiendo el contacto con la naturaleza, ya que una buena parte de la población ha migrado a centros urbanos donde no hay o casi no hay contacto con la naturaleza, volviéndonos indiferentes a lo que pasa más allá de nuestra casa, cuadra o barrio.

Armar nuestro propio huerto urbano es una muy buena idea para restablecer esta relación y aumentar la conciencia de nuestras familias por acercarnos y cuidar el medio ambiente.

Hoy en día, cada vez más personas se interesan en construir un huerto en su jardín, terraza o azotea, y aunque el impacto ambiental de esta actividad puede no parecer muy importante, el hecho de acercarnos a la naturaleza y dedicarle el tiempo en familia, fortalece la relación que tenemos con ella. Entre más personas adopten esta actividad, mayor será el impacto positivo en nuestras vidas y en el ambiente.

¿Por qué es importante construir un huerto en casa?

Un huerto urbano es un espacio en nuestro hogar que dedicamos al cultivo de alimentos por nuestra cuenta y de forma natural, es decir, sin llevar a cabo prácticas como las de la industria convencional, como por ejemplo el empleo de insecticidas y abonos químicos o de fertilizantes.

El concepto de regresar a las prácticas del cultivo natural, también llamado cultivo ecológico nos ayuda a producir alimentos mas sanos.

Al final, la mayor ganancia al construir un huerto urbano en casa no es solo eso. El efecto positivo que generamos es mucho más grande:

  • Estimula el autoconsumo: Los huertos urbanos no solo son una tendencia. Cuando se asumen como un proyecto a largo plazo, pueden convertirse en una vía para el autoconsumo de alimentos. Además de la satisfacción personal que esto genera, contribuimos a disminuir la oferta de alimentos que se producen bajo la lógica del consumo masivo.
  • Mejora nuestra relación con el entono: Gracias a un huerto urbano, conocemos de cerca los ciclos naturales de la tierra y las condiciones propias de nuestro entorno. Al hacerlo, fomentamos en nosotros mismos y en nuestra familia el respeto hacia el medioambiente y la necesidad de conservar los recursos que usamos día a día.
  • Promueve prácticas sostenibles: Al ser nosotros mismos los encargados de gestionar y mantener el huerto, podemos multiplicar las prácticas sostenibles que algunas empresas u organizaciones ya ponen en marcha para conservar el medioambiente y el equilibrio planetario.
  • Dan mas valor a lo que comemos: Quizá los huertos urbanos no sean suficientes para alimentar a todas las familias implicadas, pero la importancia no solo reside en la cantidad de cosecha que cada uno logra en su hogar. El proceso de cultivo genera más conciencia sobre lo que ponemos sobre la mesa. Mejoran nuestra percepción sobre la labor que realizan los agricultores. Además cultivar los propios alimentos permite entender y apreciar el valor nutritivo de los productos hortícolas frescos, cultivados de manera ecológica, y en perfecto estado de maduración.
  • Fomentan el compromiso: Poner en marcha un área de cultivo, por pequeña que sea, requiere tiempo y paciencia. Por ejemplo, se necesitan tres meses desde que se planta una tomatera hasta recoger la cosecha.
  • Mejoran el entorno: Romper el impacto del cemento y los ladrillos con mantos verdes tiene repercusiones para la comunidad. Según uno estudio realizado en Baltimore y Maryland y publicado en el Journal of Culture and Agricultura. Estas áreas proporcionan refugio contra el deterioro urbano y revitalizan barrios de las ciudades.

Cómo construir un huerto urbano en casa

Un huerto urbano se puede construir de distintas maneras. El mas habitual es el que adaptamos en nuestro propio jardín. Sin embargo, cuando no disponemos de este espacio, también podemos recurrir al huerto construido en contenedores de madera o incluso en botellas de plástico u otros materiales reciclados.

¿Quieres construir tu propio huerto en casa? Aquí te damos algunas ideas:

  1. Elige una zona de tu casa con buena luz. Puede ser en el jardín, un rincón de tu azotea, terraza o incluso una pared.
  2. Adapta la tierra que vas a cultivar con abonos naturales y distribúyela en las macetas o en el espacio habilitado para el cultivo.
  3. Cuando la tierra esté lista, siembra los productos que desees. Recuerda que lo idóneo es cultivar alimentos en función de la temporada en la que nos encontremos, pues sus cualidades serán mejores.
  4. Infórmate acerca de cuáles vegetales son más propicios para el lugar en el que vives y cómo interactúan unas plantas con otras.
  5. Riega tus cultivos cada día y preferiblemente por la tarde o por la noche para evitar que se evapore el agua, tal como pasa por la mañana.
  6. Haz un seguimiento del huerto hasta el momento de recolectar los alimentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: